Liderazgo y Discipulado

En la iglesia de las Américas, el entrenamiento y formación en la Palabra de Dios es un requisito indispensable, especialmente para aquellos que desean servir en el ministerio. Esta es una iglesia en movimiento, teniendo en cuenta que la vida cristiana es algo progresivo, y no estático. La iglesia del Señor hoy día si desea mantenerse viva, debe reproducir discípulos, líderes, grupos e iglesias.

El énfasis está más en la formación en lugar de la información. La obra del Señor requiere de hombres y mujeres con carácter cristiano de altura. Gente que aplique la enseñanza de la Palabra de Dios a sus vidas, y que se dejen moldear por ella. Por alguna razón al apóstol pablo dijera bajo inspiración divina: " Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra." (2da Timoteo 3:16-17) RV.

En la iglesia hay células, discipulado y clases formales para la formación del cuerpo de Cristo, para que todos puedan realizar más efectivamente la obra del ministerio.

La Palabra de Dios dice: "Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor." (Efesios 4:11-16) RV 1960

Si tiene interés en prepararse para servir al Señor, cuando nos visite, infórmese con los líderes de la iglesia. Pregunte como es que usted puede entrenarse para servir mejor al Señor.

Para más información llame al pastor Jorge al teléfono - (206) 799-5190