Ministerio de Jovenes

Con la ayuda y dirección de nuestro Señor Jesucristo, nos proponemos levantar una nueva generación de jóvenes con una pasión ferviente por las cosas del reino de Dios, y un deseo profundo para servirle. Jóvenes centrados en la Palabra de Dios y en el Señor Jesucristo. Que tengan su auto estima basada en lo que la Palabra de Dios dice de ellos, y no en los valores de esta sociedad que los conduce rumbo a la destrucción. Jóvenes capaces de resistir la presión e influencia de sus amistades, y capaces de resistir las tentaciones del mundo y las ofertas o trampas del diablo. Me refiero a jóvenes..
➢ que no se conformen al mundo, sino que sean transformados en sus mentes (Romanos 12:1-2)
➢ que sean agentes de cambio para una sociedad que lo necesita y lo pide a gritos.
➢ que sean la sal y luz en un mundo que vive en tiniebla y que está podrido en el pecado.
➢ que honren a sus padres, para que les vaya bien y sean de larga vida sobre la tierra.
➢ que vivan una santidad práctica, especialmente cuando tengan que tomar decisiones que les haga comprometer sus principios y valores cristianos.
➢ Que se sometan a la autoridad divina y aquellas establecidas por Dios en la tierra.
➢ Que estén enamorados de Dios y que pongan al servicio los dones que Dios les ha dado.

¿ALGUNA VEZ HA ESCUCHADO USTED UNA DE ESTAS DIEZ PREGUNTAS EN RELACIÓN CON LA JUVENTUD DE HOY?
1. ¿Qué está ocurriendo con esta nueva generación? ¿Qué pasa con estos jóvenes de hoy que no les gusta orar, leer y memorizar la Palabra de Dios.
2. ¿Por qué tanta indiferencia e ingratitud de los jóvenes de hoy con Dios, siendo que no les falta nada?. Es decir, lo tienen todo.
3. ¿Por qué existe tanta depresión entre los jóvenes hoy día, si el mundo moderno es tan interesante y tienen tantas cosas materiales para entretenerse y divertirse?
4. ¿Por qué la juventud de hoy tiene tanta inclinación por la pornografía, el sexo y la prostitución?
5. ¿Por qué existe tanta libertad y aceptación de las prácticas de la homosexualidad, bisexualidad y lesbianismo entre los jóvenes de hoy?
6. ¿Por qué hay tanta adicción a las drogas entre la juventud de hoy, siendo que la mayoría de ellos saben que les causa daños físicos irreparables?
7. ¿Por qué existe tanta depresión y suicidio entre la juventud de hoy?
8. ¿Por qué existe tanta rebeldía, deshonra e ingratitud de los jóvenes hacia sus padres?
9. ¿Por qué los jóvenes son tan rebeldes y desconocen las autoridades espirituales establecida por Dios en la iglesia?
10. ¿Por qué existe tanta demonización (o posesión demoníaca) entre los jóvenes de hoy día?

Estas preguntas usualmente surgen de padres y otros adultos desesperados que no saben que hacer con sus hijos o familiares de éstos jóvenes. No hay duda, están angustiados y buscan respuesta a sus preguntas y solución a su problema.
Primeramente debo decir que en alguna medida, los que hoy día tienen una edad más avanzada, también pasaron por algún tipo de rebeldía y desobediencia con sus padres. Estas son cosas de las cuales no nos gusta hablar, ni reconocer fácilmente, porque algunas de ellas son vergonzosas. Sin embargo, debo decir que lo que está pasando con nuestra juventud en las primeras dos décadas del siglo 21, es algo fuera de control. La tecnología y el avance en la informática ha acelerado las cosas, y aún la forma de pecar.

VARIAS RAZONES PARA ESTO:
Primera razón: Estamos viviendo en los últimos tiempos antes de la venida del Señor Jesucristo. Es decir, tiempos peligrosos, pero a la vez proféticos. Lo que estamos viviendo hoy día, no es solo verdad con los jóvenes, sino también con el resto de la humanidad. Observe lo que escribe el apóstol Pablo a Timoteo: "en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella” - (2 Timoteo 3:1-5) RV.

Segunda razón: El diablo, el dios de este mundo como dice apóstol Pablo, está activo y ha "... cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios." Sin duda, la mayoría de los jóvenes de hoy viven bajo la opresión constante del maligno y necesitan ayuda sobrenatural. En tercer lugar - El diablo está de moda y en la mayoría de los hogares no se han preparado a los jóvenes para resistirlo, para obtener la victoria y triunfar sobre el mal. (Santiago 4:7).
Hoy Necesitamos jóvenes con las características de Daniel, Sadrac, Mesac y Abed-Nego (Daniel 3:16-18). Jóvenes que sean capaces de decirle no al diablo y al pecado. Jóvenes que no se conformen a este mundo, al contrario, que mas bien cambien su manera de ser y de pensar. Solo así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto (Romanos 12:1-2). El apóstol Pablo le dice a Timoteo: Que "ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza." (1 Timoteo 4:12)

Finalmente - Los padres y los jóvenes deben saber que hay un remanente fiel. Esto quiere decir que existen jóvenes que no siguen la corriente de este mundo. Son jóvenes que buscan la santidad y son agentes de cambio y de transformación dentro de una sociedad que está corrompida y que vive en tinieblas. El profeta Elías en su tiempo de ministerio se encontraba desanimado, y quizás deprimido porque pensaba que solo él había quedado fiel a Dios, y que el resto del pueblo de Israel eran seguidores del dios Baal. Sin embargo, Dios lo sorprende y le dice: "... debes saber que siete mil personas no se arrodillaron delante de Baal ni lo besaron; a ellos yo los voy a dejar con vida." (1 Reyes 19:18 - TLA)

DIOS BENDICE LA DESCENDENCIA DE LOS JUSTOS
"Por eso ustedes deben reconocer a nuestro Dios, que es el Dios verdadero. Nuestro Dios cumple su pacto con todos los descendientes de quienes lo aman y obedecen sus mandamientos, 10 pero no tarda en destruir a quienes lo desprecian. 11 Por lo tanto, cumplan todos sus mandamientos. (Deuteronomio 7:9-10)
"Los hijos de la gente honrada dominarán el país y serán siempre bendecidos." (Salmos 112:2)
Por el pastor - Jorge Gutiérrez